LA MOSCA ROJA

REFLEXIONES DE UNA MOSCA ENTRE MOSCARDAS by PURA MARIA GARCIA

OTRO EJEMPLO DE STORYTELLING: CÓMO NOS ENVENENAN CON EL CONSENTIMIENTO LEGAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

“En esta calle, hoy mojada por la lluvia fina que sumerge la ciudad en un estado de casi soledad, una mujer, por primera vez, dio forma con sus propias manos, al amor que sentía hacia sus hijos y nietos. Una mañana de abril, hace muchos años, nació lo que hoy dan como alimento las madres que aman de verdad a sus hijos y desean verles crecer mientras disfrutan de su infancia”. El pasaje, utilizado en una campaña televisiva de marketing cumple perfectamente los mandamientos oficiales del STORYTELLING, una de las más poderosas y utilizadas estrategias de manipulación del estado y el poder.

En realidad, el producto que se publicita no es el amor maternal sino una pizza, Pizzolina. Los publicistas crean una historia, humanizan un producto, infiltran elementos emocionales y emotivos, ráfagas de “humanidad” para humanizar el mensaje y convertirlo, y esa es la clave de las claves del STORYTELLING, alterar la realidad, la Pizzolina, y construir una realidad manipulada, no real, pero creíble, que conecta sin obstáculos con el imaginario universal, los arquetipos mentales del “pueblo-público”. No comemos un alimento cuando ingerimos PIzzolina, no, regresamos a nuestro pasado, recobramos el aroma de la lluvia sobre las aceras vacías, recordamos a nuestra abuela, su amor, su dedicación…mientras mordisquemos una porción de algo elaborado no con amor sino con harina de trigo, antiapelmazantes, aceite de…

El poder está construyendo, por y para nosotros, historias, una realidad hecha a base de un número de retazos tan extenso que ninguna mente, gracias a la caducidad inmediata de las noticias de los actuales falsimedia, sea capaz de agrupar, colocar y disponer para ser conscientes de la magnitud del “historiticidio” del que, por imposición tirana y dictatorial del poder, incluso de los que se auto-consideran demócratas, somos víctimas. Me gustaría comenzar con un ejemplo de historicidio, una aplicación “magistralmente maquiavélica” de la estrategia del STORYTELLING y continuar, después, con otro ejemplo, pero que posee, entre otras características diferenciadoras un rasgo definitivo y definitorio: está por suceder, es un STORYTELLING que se está gestando y en el que, nosotros, público-actores, caeremos sin remisión.

Empecemos evocando (verbo no escogido al azar, sino seleccionado gracias a los matices que, en su día, Joan Martí tuvo a bien explicarme delante de un café) el atentado “islamista” del 11 de marzo de 2004. Éste atentado, además del dolor y el impacto que causó a la sociedad, no solo española, fue el inicio, el punto de partida, para la creación de un Plot, de la estructura de un perfecto historicídio. Los autores, los storytellers, no muy expertos a pesar de que no cesan de intentarlo desde casi su constitución como “grupo”: el PP. El partido popular, comenzó a crear una alteración de la realidad, construyendo una versión política de la Pizzolina: infiltrar en el argumento de la realidad, la vinculación del terrorismo vasco con los atentados. La historia, si nos moviésemos en el terreno literario o en un debate sobre la construcción de la ficción, era perfecta: unos malos, con antecedentes probadamente malos, que ya llevan la etiqueta aceptada de malos para el resto de ese TODOS que es incluso supranacional, eran los autores de una maldad de dimensiones y consecuencias gigantescas. La guinda, para hacer perfecto el STORYTELLING era, es, en la práctica real de la estrategia, unir el elemento fictício, la mentira, con un elemento más próximo a la verdad de la realidad “oficial” para así contagiarse de éste y hacer creíble TODO lo que cupiese en la historia. Como digo, alcanzar la excelencia en el des-arte del STORYTELLING también requiere cierta maestría en algunas habilidades, destrezas, cierto recato a la hora de transgredir la verdad para disfrazarla de mentira, elementos que, desde mi punto de vista, no posee como grupo, EN ABSOLUTO, el PP. No solo montó un historicídio pésimo, jugó con nosotros y la verdad, nos creyó absolutamente inútiles y lerdos para descubrir la verdad, nos infravaloró, como masa, como ciudadanos, sino que, además, entregó al PSOE un peldaño, invisible pero eficaz, que le hizo triunfar en las urnas, si ese término se puede, en algo, asociar, al PSOE últimamente, cosa que dudo. El público de estos Cuentacuentos poco hábiles, NOSOTROS, asistíamos impávidos a la información que, gota a gota, nos calaba la consciencia y nuestra interpretación de la realidad. Cuando todo se descubrió, pareció pasar lo que pasa cuando se acaba un buen cuento, que no un cuento bueno, bien mal-construido: hubo un OHHHHH general, internacional, pero tras él…la vida siguió y quedamos sentados en nuestras butacas vitales, esperando un nuevo cuento.

Para finalizar esta segunda entrega sobre la estrategia manipuladora que el poder y el estado ha “importado” de la ciencia del marketing y el arte de la literatura, quiero poner sobre el papel algunas pistas para entender, cuando acabe de producirse, cosa que no está en absoluto lejana en el tiempo, el final de otro historicídio que ya lleva años “escribiéndose”.

Hace algunas décadas, la sociedad en general, y más tarde pareció que incluso los gobiernos y las grandes multinacionales encargadas de fabricar productos alimenticios, coincidían en la necesidad de empezar a controlar las materias primas con las que se elaboraban los alimentos y potenciar el cultivo y manipulación “legal” y biológica para velar y cuidar la salud de los ciudadanos”. El hecho de que poder y multinacionales coincidan ya debía, debe, resultarnos, como mínimo sospechoso, pero la historia se estaba construyendo con un STORYTELLING, en fase inicial, que incluía campañas que nos “recordaban” que los tomates actuales, por ejemplo, no   son los que doraba el Sol mediterráneo, en una primavera bella y luminosa (ni rastro de cambio climático, por supuesto) que era la nonagésima primavera para una anciana griega que había mantenido su longevidad gracias, precisamente, a la ingesta de tomates “soleados”, exentos de pesticidas venenosos y recolectados por todos los miembros de una numerosísima y griega familia. La agricultura biológica tomó impulso, comenzaba el STORYTELLING, y, poco a poco, el negocio de “alterar los productos y envenenarnos” fue siendo sustituido por otro: el negocio de “organificar” los alimentos, aunque, un dato curioso: los actores principales, los starrings eran, seguían siendo, las mismas multinacionales que, unos años antes nos envenenaban, NARBISCO y otros, por ejemplo. Los escuchantes del STORYTELLING no reparamos, ni lo hemos hecho todavía, me temo, que es difícil argumentar que un asesino, al cabo de unos meses, lo que desee es alargar nuestra vida y “ayudarnos”. Al cuidar los productos, al imponer la necesidad, por ejemplo, de no manipular el trigo o la soja, o cualquier cereal, base primaria de muchísimos productos, la vida de los ciudadanos podría alargarse, la salud aumentar, descender el número de fallecidos, alargar la vida e incrementar el número de “mayores” a los que el estado debía “mantener” y premiar en el trayecto final de su vida. Por si fueran pocas estas razones, el negocio generó, genera y generará unas ganancias incontables, ascendentes y extremadamente tentadoras: el poder debía controlarlas y ser él quien seleccionase las compañías que “casualmente” se harían con el pastel orgánico. Pues bien, ya en 2009, Rosa de Lauro presentó en el congreso americano la llamada HOUSE RESOLUTION 85 con una finalidad digna del STORYTELLING: criminalizar los cultivos orgánicos, una riqueza que se les estaba escapando de las manos al corrupto poder. Nosotros, el público, con la boca abierta, escuchamos a los actores que ahora lo “bueno” no es lo orgánico. Dos   datos reveladores no deberían ser pasados por alto. El primero es sobre Rosa de Lauro, “casualmente” casada con STANLEY BERNARD GREENBERG, político y exconsejero de grandes storytellers como Clinton, Blair y otros personajes, relacionados “casualmente” de manera directísima con compañías y multinacionales como la BRITISH PETROLEUM, BRITISH AIRWAYS, GENERAL MOTORS y MONSANTO COMPANY , compañía proveedora de productos para la agricultura, conocida por producir el herbicida bajo la marca Roundup y producir semillas genéticamente modificadas.

La STORYTELLING sigue urdiéndose, bajo este descarado “conflicto” de intereses” que ya empieza a ser conocido y difundido a pesar del poder manipulador y ocultista del STORY TELLING.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

MY PLAYLIST

NOS VISITARON OTRAS MIRADAS...

  • 92,990 VISITAS

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 894 seguidores

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter

EL TIEMPO NO EXISTE…PERO SUCEDE

A %d blogueros les gusta esto: