LA MOSCA ROJA

REFLEXIONES DE UNA MOSCA ENTRE MOSCARDAS by PURA MARIA GARCIA

UN INDIGNO OCCIDENTE EN UN INDIGNO STAND-BY

Cualquiera diría que hemos recuperado la capacidad de la sorpresa social, esa que nos permite el asombro, positivo o negativo, ante un hecho que no esperábamos. Nosotros, esa globalidad que cuenta con infinitos recursos, medios sofisticados, cadenas de elementos que nos permiten analizar, predecir y profetizar hasta extremos indescriptibles, simulamos asombro y fingimos, con un gesto compuesto de miles de bocas abiertas, no haber intuido lo que en estos momentos hemos acordado denominar el “Despertar del Mundo Árabe”.

Somos parte de ese mismo nosotros que ha sido incapaz de adivinar, a pesar de estar rodeados de expertos analistas especializados en el estudio de los movimientos y flujos del mercado y  de la economía, una crisis tan profunda, con tantas implicaciones, que ya no puede llamarse crisis, sino que debería llamarse REALIDAD.

Hemos pasado de utilizar el término países árabes a referirnos a ellos anteponiendo la palabra “MUNDO”, porque desde hace unas semanas, finalmente, hemos “visionado” su existencia, escuchado parte de su voz y temido, temor e incertidumbre es lo que se esconde verdaderamente tras nuestra visión, lo que confesaríamos si tuviésemos la decencia de dejar de lado la hipocresía que nos caracteriza como habitantes de ese extraño constructo llamado OCCIDENTE. Nos llevamos las manos a la cabeza y tapamos nuestra boca, sorprendidos de que el mundo árabe levante algunos centímetros sus rodillas del suelo, alquilado sin que ellos lo sepan con plena consciencia, a estados y continentes poderosos, con los EEUU a la cabeza.

Hoy son miles de bocas, abiertas no por la sorpresa sino por el hambre y la sed de dignidad, quienes se atreven a clamar por derechos que nosotros, en Occidente, ni siquiera nombramos por considerarlos “mínimos” para la existencia y la convivencia social.

Nos asombramos de que los habitantes de Túnez, Egipto, Yemen o Argelia hablen en los labios de los más jóvenes para exigir la posibilidad, al menos la posibilidad que no debería ser negada a nadie, de sobrevivir, alimentarse, expresarse, crecer más allá de la mano torturadora de un dictador y la sombra de su dinastía, de un saqueador de los recursos de su tierra, de un títere al servicio del poder o los intereses americanos.

Un Occidente sorprendido, falsamente sorprendido, que desoyó en su momento estudios, conferencias y artículos como los de Brzezinski, indicios que, como siempre no escuchamos porque están muy lejos de nosotros, en el tiempo y el espacio, porque no tocan nuestro estómago, lleno y satisfecho, ni nuestra salud y porque afectan a un “tercer mundo” ya demasiado amplio.

Brzezinski, antiguo consejero de seguridad nacional de los Estados Unidos, en una de sus intervenciones más recientes, comentó que “nos hallamos inmersos en un momento crucial, histórico, caracterizado por un activismo creciente, no solo político, encabezado por los jóvenes que piden dignidad y derechos elementales, alentados por las posibilidades que ofrecen medios como la televisión, la radio y las redes sociales e Internet”. Actualmente, en ese espacio social, geográfico e ideológico,  al que procuramos no mirar sino es cuando creemos sentirnos amenazados, llamado TERCER MUNDO, viven entre 80 y 130 millones de estudiantes universitarios que, ahora que las pupilas indecentes de Occidente se han atrevido a mirar, se han convertido en una bomba preparada para explosionar.

Occidente parpadea para no ver. Ha esquivado, en un peligroso “tradicionalmente”, mirar la realidad que impregnaba el TERCER MUNDO y los países árabes e incluso, a la vista de las protestas más recientes, se ha permitido el titubeo y la falta de definición, como ha sucedido con la representante del American Style, Hillary Clinton, o con el presidente francés, quien “en un acto de contrición simbólica” ha tenido que admitir que “TODOS hemos subestimado la ira del pueblo tunecino”. Lo que Sarkozy olvida recordarnos es que, hasta hace muy pocos días, algunos de los miembros más destacados de su gobierno apoyaban sin pudor al dictador Ben Ali.

Las voces del mundo árabe, que siempre han estado, de una u otra forma, “ahí”, reverberan hoy con mayor potencia. No son nuestros oídos los que ahora, desinteresada y solidariamente se abren a escucharlas, no. Es la incapacidad de OCCIDENTE para seguir disimulando su existencia, su presencia.

Nos hemos encargado, con un “nos” que al frente lleva las “estrellas y las barras” americanas, de formar a sus ejércitos;  de esponsorizar sus guerras y conflictos internos, como los que sangran a la población yemení; de consentir la supremacía oficial de Israel, a quien, de puertas a adentro, criticamos; de instaurar regimenes políticos que contienen implícitamente el resquicio suficiente para que instilemos en ellos, al antojo de las necesidades económicas de las multinacionales y el poder, el germen de la inestabilidad; hemos ayudado a que dictadores como Sadam Hussein, construyan sobre la destrucción para, cuando los intereses extorsionadores americanos lo decidan, destruir nosotros y no permitir más reconstrucción que la orquestada por las compañías americanas que “engullen” y roban los recursos de los países que van quedando asolados.

Hoy, cuando llegan los ecos imparables de las voces que RESUENAN Y SE MULTIPLICAN, en los idiomas distintos de ese mundo al que hemos impuesto “ser distinto” que es ORIENTE, mi sorpresa no es el aparentemente inesperado DESPERTAR DEL MUNDO ÁRABE sino el estado prolongado de letargo total de este OCCIDENTE en stand-by, que no se pronuncia, que cobardemente deja que sean asesinadas las voces que protestan, que indignamente se mira el ombligo y, secretamente, cruza los dedos para que los conflictos en el TERCER MUNDO continúen y poder “actuar” con sus empresas, enriquecerse y “desequilibrar” esa balanza injusta que nos mide con ORIENTE.

Esa es mi sorpresa, mi indignación: formar parte de un OCCIDENTE que bosteza, un OCCIDENTE plural en un indigno STAND-BY.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

MY PLAYLIST

NOS VISITARON OTRAS MIRADAS...

  • 88,964 VISITAS

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 763 seguidores

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter

EL TIEMPO NO EXISTE…PERO SUCEDE

A %d blogueros les gusta esto: