LA MOSCA ROJA

REFLEXIONES DE UNA MOSCA ENTRE MOSCARDAS by PURA MARIA GARCIA

SARKOZY Y LA MASACRE LIBIA: LOS DELIRIOS DE GRANDEZA DE UN PEQUEÑO DICTADOR

Chabrol lo enunció en una frase contundente: “La estupidez es infinitamente más interesante que la inteligencia. La inteligencia tiene límites, la estupidez no”. La cita, además de ser algo más que un juego de palabras, es la leyenda que debería estar grabada en el trono ficticio en el que  Sarkozy intenta, desde el inicio de su campaña para acceder a la presidencia francesa, apoltronarse. Un hombre puede ser pequeño en estatura y grande en ideas y principios. El presidente francés es diminuto en muchos aspectos, aunque sus delirios de poder y grandeza resultan paradójicos junto a su figura de pequeño rey que sueña con destronar al mundo para colocar sobre él sus piececitos y utilizarlo como taburete simbólico y arengar, ordenar, arreglar “la realité”, que, según parece, no está, a estas alturas de la Historia, a su gusto.

En 2007, cuando ya su ambición era desmedida, propuso al pueblo francés y AL MUNDO, como eslogan de su campaña, una mentira que ha hecho realidad, especialmente con su en participación “enconada” en la masacre de Libia.  El pequeño que sueña con ser el nuevo rey sol, repitió reiteradamente que él personalizaría el cambio, la introducción de “nuevas costumbres” en la sociedad francesa.   Hoy, no hay más que leer una mínima información acerca de sus planteamientos sobre política exterior para darse cuenta de que, efectivamente, introduciría “nuevas costumbres, un “nuevo estilo”, grande, grandioso, como los monarcas franceses que quedaron reseñados en los libros invisibles de la Historia de nuestro pasado. El pequeño rey sol ha personalizado sus “folies des grandeurs”, sus delirantes delirios de grandeza, tomando las riendas y disfrazándose de guerrero del universo en relación al conflicto, eufemismo de ASESINATO Y MSACRE INJUSTIFICABLE, que ya deberíamos ir descartando, de Libia, en el que TODOS, por acción u omisión estamos PARTICIPANDO.

Este diminuto dictador, de cuello tan corto como su entendimiento, se empeñó hasta lo indecible en apoyar e instigar la Resolución de la ONU (llamémosle la No-Solución de la ONU) que legitimaba la acción asesina y premeditada, interesada e indiscriminada, de atacar “las fuerzas del coronel Gaddafi”, otro eufemismo de “cualquier impedimento a los delirios de grandeza y de control total” de una Europa que, como la tarara, alterna el sí y el no, en una indecisión que permite la MUERTE de CIVILES libios, para finalmente dar un sí diminuto, en voz casi baja, con unas consecuencias GIGANTESCAS y LETALES, para el que, si hace falta, se creen leyen, se dicten resoluciones, se hallen bajo las piedras de la ley, con minúscula, precedentes legales, argumentos y un etc. que deja un rastro innegable de sangre, ese que conducirá para siempre nuestra consciencia a las muertes en Libia.

El pequeño rey sol demandó, impostando su inexistente voz política, una cumbre política de urgencia. Los mandatarios europeos, con su tendencia a silbar y mirar al otro lado ante los problemas graves que quedan fuera del “ámbito europeo”, quedaron atónitos ante la insistencia del pequeño gran dictador en luchar, arrasar y asolar Libia. Algunos, según consta en los medios que todavía hoy plantan cara a los influyentes falsimedia, incluso le alertaron de que su inusitada vehemencia bélica iba a resultar excesivamente sospechosa ante la opinión pública, que pronto relacionaría la deuda que Libia tiene con las arcas de Francia por el débito libio ante las armas y aviones que Francia, avec plaisir, vendió/mercadeó con Libia cuando Libia era la patria de un extravagante, poseedor de la llave del petróleo y un excelente   comprador de aviones Mirage. Los mismos no-falsimedia se atreven a afirmar que el hecho de que se retrasase el ataque/asesinato de las tropas “salvadoras” sobre libia del viernes al sábado dependió no de una cuestión de estrategia, conmiseración o planificación, sino de que Sarkozy, con esas 24 horas tuvo tiempo de reorganizar “la representación militar de Francia” con sus pilotos al frente.

“Est bon de rappeler, se souvenir”, es bueno hacer memoria, recordar y volver a visualizar a ese diminuto dictador enviando, tras las elecciones que le iniciaron en el proceso de auto-entronamiento, a su por aquel entonces esposa a Trípoli para negociar con el gobierno libio la liberación de un grupo de enfermeras que estaba retenidas por su supuesta participación en la infestación masiva, por negligencia profesional, del virus del Sida en niños de distintos hospitales. Sus comentarios sobre la buena voluntad, capacidad pacificadora y la comprensión de Gaddafi fueron numerosísimos, supongo que por aquel entonces Gaddafi comenzó a ser “grande” para Sarkozy al igual que grandes eran las cifras de los beneficios que obtenía de Libia por la compra de armamento y aviones militares made in France.

Sarkozy tuvo otro de sus arrebatos de guardián del universo cuando se inició la guerra entre Rusia y Georgia, en 2008, y asumió, porque, como reza la propaganda de la empresa francesa L’Oreal, “yo lo valgo”, el papel de intermediario en relación al apartado de los medios y recursos de transporte para así negociar una tregua, y un alto al fuego posterior, entre Moscú y Tbilisi. Por aquel entonces, el petit francés se hallaba accidental, nunca mejor dicho, y transitoriamente al frente de la presidencia de la Unión Europa, hecho que aprovechó hasta lo insospechable para auto afirmarse como el más grande de los négotiateurs. La unión Europea le hizo el feo en la trastienda al pretencioso francés y éste dimitió, aparcando, sólo por el momento, sus delirios y aprovechando el acto de mofa de sus colegas para convertirlo en un “retiro” durante el que tomar fuerzas renovadas.

Tras un tiempo, el petit rey volvió a la carga y, ocioso como estaba de “asuntos complicados”, no tuvo otra idea más brillante que la de proponer la creación de LA UNIÓN DEL MEDITERRÁNEO, con un objetivo que difundió a diestro y siniestro, más bien a “siniestro”: unir en paz y armonía a todos los países de la zona mediterránea, Este de Europa, África y Oriente Medio. La Unión se produjo, “Dejemos al francés que se salga un peu con la suya”, pero tras sólo algunas reuniones y elaboración de borradores de borradores de borradores de “documentos”, ha diluido de tal modo sus objetivos y misión que casi parece haber desaparecido, aunque sus presupuestos siguen “justificándose” como utilizados para “acciones de justificada relevancia”.

Son   notorios y conocidos, también, los desencuentros del diminuto con otros mandatarios europeos, a los que no sitúo por este motivo en el lado de “los buenos”, no los hay, en este momento: TODOS están asesinando y consintiendo la masacre de LIBIA.

Por último, no deberíamos olvidar que le roi petit soleil, el pequeño rey sol,  invitó al hoy denostado Gaddafi a una lujosísima visita a Paris, hace ahora 4 años, que fue el inicio de una relación mercantilista y provechosa, con la compra-venta de armas, como leit-motiv.

Hoy, el pequeño dictador, se acoge a un conflicto para enarbolar la bandera de la acción salvadora y contribuir al asesinato colectivo del que son víctimas miles de civiles libios, con rostros, nombres, vidas y apellidos. Mientras, Europa hace como que mira a otro lado. Y no cuentan con un “pequeño problema”: ya no quedan “muchos otros lados” a los que mirar, quedan ciudades asoladas que, en estos momentos, mientras yo escribo y tú lees, son ataúdes colectivos, como la ciudad de Sahba.

Léelo, junto a otros artículos, en KAOS EN LA RED

Un comentario el “SARKOZY Y LA MASACRE LIBIA: LOS DELIRIOS DE GRANDEZA DE UN PEQUEÑO DICTADOR

  1. Severiano Bocanegra
    marzo 26, 2011

    Sarkozy es un cornudo que no termina de asimilarlo.Y está resentido por el peso de su cornamentá.
    Su Carla Bruni ha calentado camas desde sus 17 anos.
    Mick Jagger,Erip Clapton,Donald Trump.Vicent Pérez,Kevin Cossnert.Estos son los mas conocidos, luego hay otros más anónimos,pero el denominador común de todos es que son “multimillonarios” no ha dado en su vida con un poeta arruinado o un conductor de línea.
    Con la diferencia de altura de los dos me pregunto la variedad sexual que practicarán.Probablemente sea la postura del botijo,y es que hay algunos bajitos que no superan esa levedad y de mayores se convierten en pequegnos déspotas en cuanto les dan un poco de poder.
    Ojo mi crítica es para Sarkocy no para Carla que ha sabido vivir la vida como ha querido y ha podido.Ella no ha ido creando guerras, ella es aficionada al amor,y existe una gran diferencia.Músicos,grandes empresarios,grandes actores,le quedaba un presidente de gobierno y ahí está.Pero Carla deberías aplacar las furias beligerantes de tu marido y tú sí puedes hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

MY PLAYLIST

NOS VISITARON OTRAS MIRADAS...

  • 88,945 VISITAS

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 763 seguidores

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter

EL TIEMPO NO EXISTE…PERO SUCEDE

A %d blogueros les gusta esto: