LA MOSCA ROJA

REFLEXIONES DE UNA MOSCA ENTRE MOSCARDAS by PURA MARIA GARCIA

LOS JUECES QUE JUZGAN A LIBIA

 

No hace más que unos días que decenas de altavoces mediáticos, la falsaprensa que duplica con servilismo los decibelios que encubren las verdades e injusticias de las que somos víctimas, escribía con la tipografía más intencionada titulares mayúsculos que, tras sus frases lapidarias y dogmáticas, sin embargo, escondían una minúscula verdad, tan minúscula que roza la mentira. Eran titulares que se auto-constituían espejos soberanos de la realidad y proclamaban, de formas distintas, pero idénticas, la continuación del incesante y tendencioso juicio sumarísimo al que el PODER está sometiendo a Libia y sus habitantes. Frases como “El régimen de Gadhafi es declarado ilegitimo por los líderes mundiales”, “Libia continua en manos de un dictador, contra la voluntad de los ciudadanos libios” o “ Estados Unidos y el resto de naciones de Occidente declaran la ilegitimidad de Gadhafi y su régimen y exigen su marcha del país”.

Inexplicablemente, los corruptos con traje-de-chaqueta-y-sin-ética, los políticos que cantan, a capela, en el coro del PODER, los barítonos de las arias que acompañan la melodía de sangre que se entona mientras se invade un país, se “coloniza” o se “interviene”, siempre “con buenos fines”, ellos, la orquesta de batuta eterna e intransferible, se convierten en jueces que con una facilidad pasmosa inclinan la balanza bajo un gusto arbitrario, basado en el dinero y su sombra y, en ninguno o muy pocos casos, en la legitimidad que el resto de ciudadanos podríamos otorgarles. Brotan jueces como flores en la primavera, esa que los mortales que apuramos nuestro salario y “comulgamos” las ruedas de molino que desde “arriba” tienen a bien entregarnos, a cada poco, hemos olvidado y que, a pesar de muchos de nosotros, ya no tiene nada en común con la primavera de un mayo que sembró libertad y libertades, segadas, hoy más que nunca, por las hoces que no son las de la idea sino la del secuestro del pensamiento, del nuestro, y de la solidaridad.

Jueces. Buenos tiempos para juzgar, invadir y dar o robar la “legitimidad”. Malos tiempos para la ética, parafraseando con tergiversación a Germán Coppini. Jueces que se atreven a constituir un “GRUPO DE CONTACTO CON LIBIA”, esa es la traducción de la expresión inglesa con la que se auto-denominan, que, curiosamente, hace unos días, tras profundísimas reflexiones, tomó la decisión de “informar” a la opinión pública y el mundo de que ellos, jueces de jueces, ya tenían las suficientes evidencias para declarar ilegítimo al régimen político Libio, a su líder, a la ideología que convirtió a este países en lo que es, más allá de juicios externos de una u otra tendencia. Todo ello, juzgado por los ahora jueces, amnésicos sicarios que vendieron, traficaron, sobornaron y realizaron, durante décadas, genuflexiones, reales y simbólicas, ante el hoy declarado “ilegítimo”.

Como sucede en los cómics americanos, ante un caso tan “injusto”, las fuerzas del “BIEN” se revuelven y, acostumbradas como están a ayudar y salvar, nos envían al personaje BUENO, al redentor, a aquel que trasciende su naturaleza y, tachí-tachán, destruye al mal. Ese personaje toma la forma política de la OTAN que, pese a quien le pese, se plantea el asunto no como un debate entre si el régimen político libio es aceptado o no POR LOS LIBIOS, sino en términos de “cómo y cuándo actuar” para cumplir dos objetivos principales: justificar su existencia y su poca utilidad (si no consideramos útil el asesinar y hacer mercadería con la vida y la miseria de otros) y, en segundo lugar, preparar el terreno, militar, social, mediática y políticamente, para que los que tras ella se esconden, los países que sienten la necesidad de una “cruzada permanente” , puedan arribar a Libia y tomarla, al asalto, sobre la sangre que se derrama a golpe de hambruna, de actos de sitiamiento, de cerco o de aislamiento y violación de los derechos humanos, eso sí, “de un modo legitimo”, amparado por los JUECES recién autonombrados.

El caso de Libia, de la actuación CONTRA ELLA, de la Europa moderna y rica y de los Estados Unidos, prepotentes y preocupados ante la necesidad de destapar conflictos para evitar que sus propios ciudadanos, si acaso alguna vez pudieran, descubrieran su pésima situación económica y su podredumbre, es un ejemplo en sí de las primeras páginas del diccionario de eufemismos más cruel que, entre TODOS, estamos escribiendo: acción humanitaria es un eufemismo para no decir invasión y colonización; daños colaterales, un escondite que guarda las palabras más dolorosas, al menos deberían serlo, para la humanidad: asesinato, humillación, abuso, destrucción, desolación; etc.

Mientras Estados Unidos juguetea con un techo que no está lleno de nubes de algodón, ni estrellas que lucen, el techo de la deuda, clamando, día tras día, que las arcas nacionales están vacías porque sus ingresos se han utilizado para “levantar y mantener un país y ayudar a otros a levantarse”; mientras Europa se reúne y planifica escalonar los préstamos, con fondos que ella misma se presta, se debe, se aumenta, de vuelve a prestar y un etc. que ya no solo resulta sospechoso y una caza controlada y depredadora, en este coto privado que es la propia Europa, a punto para despedazar, progresiva y cínicamente al primer cadáver cazado, Grecia…mientras, las arcas vacías americanas continúan gastando fondos para destruir Libia y asesinar a sus habitantes, seguras de que, como hacen los políticosjueces en Europa, cuando levanten su voz y lloriqueen ante la opinión pública, nos cuenten el cuento de que necesitamos “sufrir” más para continuar dándoles nuestro voto de confianza, y nuestro dinero, nos recuerden que hemos de intervenir en “misiones humanitarias” que suponen un gasto, nos convenzan, sin mucha necesidad de utilizar estrategias poderosas de hipnosis, de que SOMOS nosotros y no ellos LOS CULPABLES…bajaremos la cabeza; aceptaremos con resignación sus imposiciones, que no entendemos ; diremos SÍ a que eleven cada vez más ese techo sin nubes que ya no nos cubre nunca más y permitiremos su JURISPRUDENCIA repentina…

Aunque, PUEDE QUE, POR ÉSTA VEZ, NO SEA ASÍ!

 

 

 

2 comentarios el “LOS JUECES QUE JUZGAN A LIBIA

  1. severianobocanegra
    julio 29, 2011

    La emputecida Europa se ha abandonado a USA,y sigue su estela de muerte e invasión a países ,cuando les da la gana.
    Antes siempre teníamos a Moscú,hoy desgraciadamente ni eso.Esperemos una justicia divina ,más que los jueces calaveras, que no nos merecemos las gentes de bien d éste mundo.

  2. ferran
    agosto 1, 2011

    pues si, ha sido así, ese techo ya se lo han puesto de momento, hasta dentro de unos meses en que nos volverán a amenazar con su deuda, se lo han puesto digo a su medida….quina vergonya, crec que seria millor que tot fes un crac, ferran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

MY PLAYLIST

NOS VISITARON OTRAS MIRADAS...

  • 88,964 VISITAS

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 763 seguidores

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter

EL TIEMPO NO EXISTE…PERO SUCEDE

A %d blogueros les gusta esto: