LA MOSCA ROJA

REFLEXIONES DE UNA MOSCA ENTRE MOSCARDAS by PURA MARIA GARCIA

LA MENTIRA DEL EMPRENDIMIENTO

portada2No creo que sea una casualidad, pero diferentes medios de comunicación, casi a diario, coinciden sospechosamente en la forma en que nos ayudan a comenzar el día. Aunque nadie se lo pide explícitamente, los medios ejercen su rol perfectamente aprendido de moduladores de conductas y hacen sus juegos malabares para que los que estamos al otro lado continuemos en el sopor crónico que el sistema ambiciona.

Lo hacen con programas que rezuman un maquillaje de la realidad que a estas alturas alcanza un nivel más que inaceptable. En ellos, ya lo tenemos penosamente asumido, hay un falso circo, con gladiadores de mentira, los fatuos tertulianos, que fingen batallar, tras el escudo de un conocimiento llegado a ellos misteriosamente, en un decorado móvil que cambia a conveniencia –el tema que hoy debatirán nuestros tertulianos será…–de la personalidad bipolar del sistema, palo y zanahoria, palo y zanahoria, palo y…

No me cansaré de decir que estos emisarios del corrupto sistema son verdaderos terroristas de la palabra: manipulan no inconscientemente sino desde la indecencia de quien se sabe impostor de datos y conocimiento, de soluciones y posturas.

Desde hace un tiempo, sin embargo, la estrategia manipuladora ha logrado esa vuelta de tuerca ante la que deberíamos estar prevenidos. A primera hora de la mañana, cuando la gran mayoría de nosotros buscamos, frente a la silueta que nos devuelve el espejo, una razón para continuar viviendo con lo mínimo, con lo que nos dejan los que nos saquean, los programas de radio, la televisión y algunos periódicos nos alegran la existencia con eufemismos insultantes. Han creado secciones-espejismo en las que dan entrada a jóvenes y no tan jóvenes que pronuncian discursos diferentes pero idénticos:

“Hola, me llamo X y tengo 29 años. He estudiado X e Y (casi todos los jóvenes que quieren contagiarnos con su alegría tienen acabada más de una licenciatura) y después de X años de estar sin trabajo, ahora soy EMPRENDEDOR. He montado junto con una amiga y con la ayuda de mi familia una pequeña empresa de X. Por ahora no podemos decir que tengamos beneficios. Ya se sabe que a la primera no se puede esperar mucho, pero hacemos muchas horas y esperamos en un año empezar a remontar. Nos hemos tenido que reinventar, porque la situación es difícil, pero siempre hay una posibilidad si uno es creativo. Hay que emprender, no nos queda otra. Estamos muy contentos porque ser emprendedores nos va ayudar a tener un futo.”

Les escucho con indignación y estupor. Les escucho congratularse de haber puesto todo, lo poco que tienen, encima de la mesa y alegrarse de que el sistema les permita acceder a lo que en teoría deberían tener todo el derecho: trabajar y sobrevivir. Les escucho alegrarse de estar empeñados en créditos en los que han involucrado a padres y hasta abuelos, resignados a dividir su escasa pensión, sin más garantía que saber que es la única puerta que pueden abrir. Les escucho, por si fuera pequeño el disparate, alegrarse por tener la migaja que les da el sistema –porque tal y como están las cosas ya es mucho, eh– y, además, agradecérselo, asumiendo que quien les niega una existencia con dignidad es, para colmo, un sistema generoso que premia a los innovadores, a los que emprenden.

Les escucho, con tremendo asombro, llenarse la boca con la palabra emprendedor, el eufemismo con el que el sistema les engatusa, les entretiene de la media verdad que esconde. “Después de buscar y buscar trabajo, me he reinventado y creado una empresa on-line de …”

De verdad que asisto con pena e indignación, y con sincera tristeza, a esta pasarela de jóvenes y no tan jóvenes derrotados-con-pseudoéxito que cada día, para animarnos y hacernos ver que la situación tampoco es tan mala si te decides a emprender, nos narra su victoria (por la que debería ser en el año 2015 un derecho INNEGABLE) sobre la crisis a fuerza de EMPRENDER (el eufemismo del sistema que esconde el crudo concepto de Búscate la vida con tus dos carreras, ingenuo)

Y suponen que así, con las experiencias alegres de los emprendedores, me contagiaré de las bondades del sistema y continuaré deambulando por la realidad sin mirada crítica y con actitud de sumisión, eterna, a los que nos dominan…

PS: Por si la gravedad de lo que escribo no fuera suficiente, el propio sistema, a través del cultísimo Wert, quiere adelantar el virus del EMPRENDIMIENTO, tras el que hay un negocio tremendo de empresas que orientan enseñan y actualizan el EMPRENDIMIENTO. Ya desde el primer curso de Educación Primaria, Wert ha establecido por ley que en las escuelas hemos de educar a los niños y niñas a desarrollar la competencia clave SENTIDO DE LA INICIATIVA Y ESPÍRITU EMPRENDEDOR…estupenda manera de hacer que los niños y niñas compitan y monten empresas (y ERES?) desde los 6 años o lo que ellos definen como “desarrollar estrategias para que al acabar el tramo educativo de 6 a 12 años, los alumnos hayan adquirido los conocimientos y habilidades esenciales para la participación completa en la sociedad” (por supuesto, se les ha olvidado escribir “sociedad del hambre, la mordaza y el paro”)

Una locura, vamos…

 

10 comentarios el “LA MENTIRA DEL EMPRENDIMIENTO

  1. Loam
    enero 19, 2015

    Los amos ya no tienen que usar el látigo, los esclavos se fustigan ellos mismos (excepto en la inefable Arabia Saudita, en cuyo rey aprovecho para ciscarme). Puestos a EMPRENDER… ¡yo la emprenderla a gorrazos con toda la panda de embusteros y mangantes que nos gobiernan!

    A Rafael Sánchez Ferlosio le bastaba panorama similar para que “…me prendan fuego cuerpo y alma a la vez en medio de la calle y exclame a toda voz, no sé si al cielo, a la tierra o al infierno, como si fuese mi último suspiro: ¡¡¡Odio España!!! (os lo juro amigos, que no puedo más)”

    Salud

  2. yavito
    enero 19, 2015

    Coincido en que se abusa del estereotipo de emprendedor hay mucho vendedor de humo suelto. Pero hay dos opciones: trabajar por cuenta ajena, o propia.

    Trabajar por cuenta ajena significa trabajar para alguien que en un pasado emprendió. Y es el esfuerzo de tener iniciativa el que a veces tienes recompensa, pues ni mucho menos todas las empresas sobreviven el primer año. Pero las que quedan y funcionan, ahí están. Para el que no tiene la utilidad, posibilidad, capacidad, valentía…, y que al final decide que es mejor entrar a formar parte de una organización ya establecida, es bueno también.

    Así que, ¿empezar uno solo o asociarte con más gente es una mala idea? No me lo parece, sobre todo por el hecho subyacente del esfuerzo que implica iniciar tu propia empresa. Y aunque no salga bien a la primera, en el camino se aprende mucho.

    Sí que hay mucho iluminado que se hace llamar emprendedor, igual que a mucha gente se le infla la boca cuando dice “máster” y no nota el acentillo impostado que le queda.

    Otra cosa, emprender no significa necesariamente ser empresario, aunque en el contexto de este post así lo sea. Es la consecuencia de la iniciativa, que puede aplicarse en cualquier aspecto de la vida.

    En lugar de quejarse, hay que intentarlo. O mejor aún, hacer todo por conseguirlo para que al menos algún día puedas decir que lo intentaste.

    PD: odio al que dice que odia España. Es como decir que odias a tu madre. Con lo bueno y con lo malo, es la que nos parió. Quejarse y no poner soluciones, sí es muy típico de España.

    Saludos y a seguir escribiendo, que es muy bueno.

    • felix
      enero 20, 2015

      Tenía entendido que España, está en crisis, tal vez me he perdido y ya hemos salido de ella.
      Si un Emprendedor pierde, no solo lo hace él, también van en el mismo lote aquellos que le han ayudado con su esfuerzo y dineros.
      Eso al banco, que yo sepa, le importa un comino, de ahí que un emprendimiento fallido puede ser el comienzo de un buen desahucio
      A pesar de todo estoy de acuerdo contigo en que se aprende, a perder hasta la camisa, a conocer las facilidades que da el sistema para gestionar temas tan simples como debieran ser los burocráticos. De facilitarte las cosas, fiscalmente hablando, ya se encarga la Agencia Tributaria.
      En cuanto a España, la que dices que nos parió, a mi me hubiera gustado que mi madre fuera otra, sin embargo como no la pude elegir esta es la que me ha tocado en suerte o desgracia.
      Si a los que se llenan la boca de hablar de Emprendedores no mintieran ni expoliaran, igual teníamos otro país y no teníamos que quejarnos tanto.
      Un saludo

    • Loam
      enero 20, 2015

      A diferencia del tuyo, mi odio no va dirigido a las personas sino a las instituciones que las oprimen y esclavizan. A mí me parió mi madre, una extraordinaria mujer de carne y hueso, no una entelequia.

      Salud y reflexión.

      • felix
        enero 21, 2015

        Lamento que hayas entendido el comentario sobre España como algo que no quería expresar. Evidentemente ni España es mi madre, ni elegí nacer aqui, ni me parió, como creo que queda claro en el texto.
        Si lees detenidamente se trata de la respuesta a yavito, en su párrafo PD ,
        Obviamente no me parió una entelequia como bien dices, ni decidí donde nacer.
        En cuanto a mi madre no es el objeto del comentario. Simplemente llevo sus gentes y punto.
        Gracias, no es ironía, por haber leído el comentario.
        Siento que hayas interpretado mi comentario de esta forma.
        Salud

  3. felix
    enero 20, 2015

    Antes de la era PP, se me está haciendo tan cuesta arriba como si de antes de Cristo se hablara, no recuerdo la existencia de la palabra EMPRENDEDOR, al menos para definir al pringao que lo pone todo, lo suyo y lo de los demás.
    Quiero recordar que entonces se llamaban AUTÓNOMOS, que suponía estar puteado hasta límites importantes.
    Ahora los EMPRENDEDORES no tienen el problema de que los límites sean mas o menos importantes, simplemente son infinitos.
    Salud

    • Tomás
      enero 22, 2015

      Félix, esos “Pringaos que lo ponen todo, lo suyo y lo de los demás”, son los que en la crisis del 93 pagaban impuestos brutales y los intereses de los créditos al 20% para que el sistema no cayera. Y ahora, con esta crisis, son los que tienen que currar 16h diarias para que su proyecto no muera. Pagan impuestos y no cuestan nada al estado. Un respeto, no son pringaos, son valientes.

      un saludo

  4. Tomás
    enero 21, 2015

    Para la mosca roja: Perdóname que me enfade por tu descripción simplista, arrogante y casi insultante tanto de la actividad de Emprender como de los “Emprendedores”. Permiteme que te diga y te aclare que la actividad de Emprender y los Emprendedores son términos que han existido siempre.

    En la historia tienes ejemplos en todos los ámbitos de emprendimientos y Emprededores sin los cuales nuestra civilización no existiría tal y como es para bien y para mal. Nuestro país con un 25% paro (claramente insostenible para el estado) debería de ver como algo saludable que personas valientes y decididas opten por emprender proyectos nuevos. Es más, debería de congratularse que el estado promueva y ayude este tipo de actividades emprendedoras muchísimo más sostenibles que mantener un 25% de paro.

    Tu visión sobre el papel de la banca en este asunto es tan sesgada que realmente uele a enfermiza. Si yo presto dinero a cualquiera para que realice un proyecto, quiero que el proyecto vaya bien porque de esa manera me devuelve el dinero. Si el proyecto va mal, no me lo va a devolver y eso supone problemas para mi. En el contexto en el que vivimos, en el que la banca está más controlada que nunca, y sus operaciones están miradas con lupa, es evidente que el banco quiere que el proyecto salga a flote, porque si sale bien el banco ingresa DINERO, que es lo que necesita, no pisos avalados (Eso es lo que le sobra a los bancos).

    Te confundes de raiz en los derechos que tienen las personas. El estado NO tiene que GARANTIZAR que tu tengas un trabajo. La obligación del estado es garantizar el hecho de que si tu quieres tener un trabajo, puedas obtenerlo por tí mismo, sin que papá estado te coloque y te financie solamente por el hecho de haber estudiado una carrera. Si para ello es necesario fomentar la actividad de emprender ayudando a la creación de nuevos proyectos y abonando las posibilidades de que ese 25% de parados puedan trabajar en un futuro, bienvenido sea Mosca Roja esa gente, bienvenido sean los EMPRENDEDORES.

    Un saludo

  5. felix
    enero 22, 2015

    Para Tomás. Agradezco tus puntos de vista, con los cuales no coincido en ninguno.
    Aún así no me resisto a manifestarte las siguientes cuestiones.
    En cuanto al punto de vista de mosca roja sobre el emprendimiento, coincido al cien por cien con su exposición. Otra cuestión es que no oigas determinadas emisoras
    Referente a la banca te pediría datos, no opiniones, por ejemplo que nos contaras cuanto nos ha costado Bankia a los ciudadanos de a pie, excluyendo a Blesa, Rato y compañía. El gobierno cuenta que a esta entidad se le han inyectado veintitrés mil millones de €. Creo que a cambio muchos ahorradores han perdido lo que tenían ahorrado para la vejez.
    En cuanto a los pringaos, a los que haces alusión te puedo decir que formo parte de esa masa que han pagado los intereses al 20%, y mas; han trabajado no dieciséis horas, sino veinticuatro cada tres días, han pagado sus impuestos religiosamente, y conozco como ALGUIEN QUE HA DEFRAUDADO AL FISCO CERCA DE DOSCIENTOS MIL €, se ha ido de rositas, haciéndome sentir idiota por no defraudar
    NO HAY MAS COMENTARIO
    Un saludo

  6. Patater
    julio 4, 2015

    Veo que todo el mundo confunde emprendedor con autónomo, autónomo es el que se dedica por cuenta propia a un negocio ya existente, emprendedor es el que inventa nuevos productos o modelos de negocio. Me consideró emprendedor, no soy ningún pringado iluso como el estereotipo de emprendedor que planteas, soy plenamente consciente de lo que hago y barajo siempre las probabilidades de éxito, teniendo en cuenta el tiempo que voy a invertir en un proyecto y las ganancias que obtendré de él. Parte del trabajo de un emprendedor (uno bueno al menos) es saber valorar tu propio esfuerzo y tener criterio para predecir que negocio funcionará y cual no. Toda empresa grande hoy día fue en su momento un proyecto por el que alguien apostó, invirtió tiempo, trabajo y dinero sin estar seguro de si iba a obtener un beneficio. Si yo decido llevar a cabo un proyecto asumo unos riesgos, lo se perfectamente; la decisión de asumirlos o no, es mía y los beneficios e inconvenientes también lo serán, nadie me obliga a tomarla.
    Yo creo que el problema aquí está en que cualquier memo hoy día se autodenomina “emprendedor” y juega a serlo porque está de moda, gente que no inventa ni crea nada nuevo sino que abre negocios que ya existen (pensando, si X se ha forrado, voy a hacer un negocio de lo mismo y me forraré), venden hasta a su madre para financiarse y en consecuencia se llevan la ostia del siglo porque no pueden competir contra un producto que ya está popularizado. Yo desde luego desarrollo mis propios proyectos pero jamás se me ocurriría trabajar de gratis o hipotecar a mi familia para sacar adelante un negocio del cual no tengo garantías de que vaya a funcionar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

MY PLAYLIST

NOS VISITARON OTRAS MIRADAS...

  • 88,964 VISITAS

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 763 seguidores

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

Member of The Internet Defense League

Sígueme en Twitter

EL TIEMPO NO EXISTE…PERO SUCEDE

A %d blogueros les gusta esto: